Esta tienda utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies. aceptar
¿Cómo conseguir una decoración en estilo nórdico?

¿Cómo conseguir una decoración en estilo nórdico?

El estilo nórdico lleva pisando fuerte en el mundo de la decoración de interiores, desde hace ya algunos años. Esta tendencia, llega desde el frío escandinavo hasta la calidez de nuestros hogares, consiguiendo impartir un aire fresco y de elegancia. ¡Sigue leyendo si te interesa conocer cómo puedes conseguir una decoración en tu hogar en estilo nórdico!

¿Cómo surge el estilo nórdico?

El estilo nórdico es también conocido como estilo escandinavo o el término Scandi. Este tipo de decoración, nacería a principios del siglo XX en los países del norte de Europa: Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia. Poco a poco, se ha ido introduciendo en el resto del continente, siendo una de las tendencias predominantes del interiorismo en la actualidad.

A pesar de que ha ido evolucionando mucho a lo largo de los años, pasando por líneas más bucólicas, hasta llegar al más completo minimalismo, lo cierto, es que las características principales de este estilo, es ver cómo es capaz de aportar naturalidad, funcionalidad, sofisticación y armonía.

El estilo nórdico se caracteriza por aprovechar los recursos naturales que lo rodean. Los países escandinavos, no destacan por ser aquellos que disfrutan del mayor tiempo de luz durante el día. Por ello, cada rayo de sol es un bien preciado. Este tipo de decoración, es capaz de multiplicar la claridad de nuestro hogar, evitando cualquier lugar oscuro y permitiendo que la luz llegue a todos los rincones.

7 ideas para decorar tu hogar al estilo nórdico

Si aún no sabes cómo puedes dar a la decoración de tu hogar un aspecto nórdico, en SermaHome te damos algunos consejos para que puedas llevarlo a cabo.

Los colores claros serán los protagonistas

Para contrarrestar la falta de luz, en los ambientes de estilo escandinavo, predominarán los colores claros, tanto en las propias paredes, como en los suelos y mobiliario. Suele ser predominante el color blanco, combinado con gris y beige. Cojines, mantas, alfombras y otros complementos, serán los encargados de aportar el toque de color necesario.

Espacios abiertos a la luz

Al ser la luz un bien tan preciado, las telas tupidas en cortinas quedan totalmente prohibidas. El objetivo principal, es multiplicar la claridad de la estancia, por lo que los espacios abiertos y los grandes ventanales, serán sin duda los protagonistas.

Llena de naturaleza tu estancia

Los motivos decorativos siguen la misma dinámica, aprovechando los recursos naturales, podrás incluir elementos como plantas o elementos textiles fabricados en lino, algodón o lana. Se da gran importancia a que el hogar se encuentre envuelto en motivos naturales.

Las formas geométricas son la clave

Los motivos geométricos acapararán gran protagonismo en el estilo nórdico. Aunque principalmente solemos verlos en blanco y negro, también se combinan con otros colores. Alfombras, mantas, fundas nórdicas, o incluso en ocasiones las propias paredes, pueden presentar una estética regular y ordenada. Un cabecero infantil estilo nórdico, puede ser una gran opción para aportar luz a una habitación infantil.

cabecero infantil estilo nórdico

La calidez de la madera

La madera es una constante en los interiores de estilo nórdico. Está omnipresente en paredes, suelos y muebles, además de ser utilizada en todo tipo de accesorios de decoración. Suelen predominar las maderas nobles en tonalidades claras, como el haya o el abedul. Un cabecero de cama estilo nórdico, podrá aportar ese toque natural a tu estancia. Este tipo de elementos son capaces de crear un espacio más acogedor y envolvente.

Muebles funcionales

El mobiliario que compone el estilo nórdico debe representar líneas rectas y depuradas, combinados con curvas que aportan un toque de minimalismo. El objetivo principal es conseguir un ambiente diáfano sin artificios capaces de romper la armonía lograda. Se impone la funcionalidad a la estética. Un sillón estilo nórdico en tu salón, puede ser una muy buena opción para conseguir esa estética funcional. Combínalo con un reposapiés estilo nórdico y llena de estilo tu estancia. Pocas piezas, pero todas colocadas de forma estratégica.

sillón estilo nórdico

Detalles hechos a mano

Si eres fan de la filosofía DIY, sin duda estos elementos encajarán a la perfección en un hogar al estilo nórdico: crochet, patchwork, cerámica, maderas restauradas, etc. Aprovechar los recursos disponibles, es una máxima del estilo escandinavo.

Ahora que ya conoces algunos sencillo trucos para dar a tu hogar un estilo nórdico, te recomendamos que puedas echar un vistazo a nuestro catálogo online, en él encontrarás muebles al estilo escandinavo, capaces de dar un aire de sofisticación y elegancia a tu hogar.

Todos los comentarios

Deja una respuesta